martes, 29 de diciembre de 2015

Disco del Mes: John Cale - Paris 1919


John Cale
Paris 1919
1973









Reprise Records










domingo, 27 de diciembre de 2015

Varios - A Christmas Gift for You from Phil Spector


Este es un disco que es una cápsula temporal, un ticket de ida a una época que yo no existe, una era de inocencia en donde todavía las pretensiones artísticas y las poses no habían aparecido en el universo de la música popular. Lo único que realmente importaba era andar en auto, tomar un helado con tu chica, andar otra vez en auto, cargar nafta y seguir andando en auto. El mundo era un lugar mucho menos inhóspito y en dos o tres años iba a mostrar que la cosa no era tan sencilla.

Era la época de los productores y el boom de los escritores de canciones de Brill Building, un vistazo rápido por los créditos lo atestigua; Irving Berlin, Gene Autry, Gillespie / Coots y -por supuesto- Ellie Greenwich y su marido Jeff Barry. Estos últimos firman el gran “Christmas (Baby Please Come Home)” que alcanza alturas monumentales gracias a la interpretación de Darlene Love y al muro sonoro patentado de Phil Spector. Originalmente el disco se llamó A Christmas Gift for You From Philles Records y es lo que su título bien indica; los artistas del sello haciendo canciones navideñas en un compilado tan oportuno como oportunista pero claro, en esta época esas categorías todavía no existían y cuando un tema no era un hit era considerado un fracaso, era otra mentalidad, otra manera de concebir la historia.

Era el momento en que la titánica tarea del mítico Wrecking Crew, los músicos de sesión del estudio Gold Star de Los Angeles, ni siquiera aparecían en el reverso ni en letras chicas. Carol Kaye, Hal Blaine y todos esos músicos que soportaban las maratónicas sesiones a las que Spector los sometía, grabando una y otra vez el mismo arreglo, acumulando capa por capa, pacientemente, sin quejas, construyendo el muro que se escucha en cada una de las canciones del disco. Las Ronettes, The Crystals (grupos cuya influencia todavía hoy está subvalorada criminalmente) y Bob B. Soxx and the Blue Jeans son los que completan el plantel, con dos o tres temas cada uno. Hay clásicos inconfundibles, villancicos roqueros, pequeñas sinfonías para adolescentes, como tan bien definió Brian Wilson, “White Christmas”, “Santa Claus Is Coming to Town” o “Winter Wonderland” son sólo algunos de esos que podés reconocer a los dos o tres compases.

Spector nunca volvió a lograr el éxito que tuvo en la era que podríamos llamar “pre-Rubber Soul” de la música popular, ni siquiera con los Beatles y Let It Be y mucho menos más tarde cuando lo intentó con los Ramones y Leonard Cohen. Este fue su breve pero importante momento de gloria. No es poco.



Escuchar en YouTube o Spotify.




Chequear también:
Phil Spector ‎- Echoes of the 60's
The Ronettes ‎- ...Presenting the Fabulous Ronettes Featuring Veronica
The Raveonettes - In and Out of Control

martes, 22 de diciembre de 2015

5 Canciones 5: Teeth of the Sea, L.A. Guns, Jello Biafra, Terry Lee Hale y The Jacksons


Black Strategy
Teeth of the Sea
Son de Londres y lo primero que viene a la mente ante la escucha es Kraftwerk pero no es tan simple la cosa. Más oscuros y retorcidos, con unos discos conceptuales distópicos y macabros, es música hecha con máquinas que demuestra que se puede hacer sin perder ideología y fuerza. Acaban de sacar un disco este año (Highly Deadly Black Tarantula, el cuarto) y tienen cierto prestigio -bien ganado- en algunos medios no masivos.

Aparece originalmente en: Master (2013)

Ver / oir en YouTube


Moonage Daydream
L.A. Guns
Los L.A. Guns siempre fueron una banda de segunda línea y eso no va a cambiar nunca, no inventaron nada pero lo que hacen lo hacen con cierto nivel de decencia. En este disco de versiones aparece esta impresionante versión del clásico de Bowie de la era Ziggy Stardust. Las guitarras muerden y cortan como nunca, está grabado a todo culo y se nota. Por ahí pierde en sutileza con respecto al original pero no creo que eso haya sido un problema. Si es que se dieron cuenta...

Aparece originalmente en: Rips the Covers Off (2005)


Ver / oir en YouTube


I Won't Give Up
Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine
Uno puede preguntarse qué es lo que mantiene al ex-líder de los Dead Kennedys enojado y todavía dispuesto a disparar contra sus eternos blancos favoritos. En el último tema de este discazo -con tapa parodia al famoso afiche de Obama- lo explicar con lujo de detalles. La banda suena podrida e hiper ajustada mientras el casi-gobernador-de-California entona "no voy a rendirme, no es una de las opciones".

Aparece originalmente en: The Audacity of Hype (2009)


Ver / oir en YouTube


Hearts
Terry Lee Hale
Esto sería lo que algunos llaman americana, una música de raíces que no es el country que sale de Nashville, totalmente manufacturado. Terry Lee Hale es texano de nacimiento y actualmente vive en París. Una voz susurrada a la que responde una trompeta con sordina arranca el primer tema de su enésimo disco de estudio, tiene una carrera que viene de hace rato y no ha logrado salir de la categoría artista de culto. Mejor para nosotros.

Aparece originalmente en: Shotgun Pillowcase (2007)


Ver / oir en YouTube


Blame It On the Boogie
The Jacksons
¿Cuantas veces apareció esta en casamientos y fiestas de gente a la que no le gusta la música y representó una especie de alivio en comparación? Bueno, el tema original fue escrito para Stevie Wonder pero lo terminaron haciendo los pibes que siempre serán recordados como "los hermanos de Michael Jackson antes de convertirse en lo que todos sabemos". Onda, un groove infernal y cantado como los dioses.

Aparece originalmente en: Destiny (1978)


Ver / oir en YouTube




lunes, 21 de diciembre de 2015

Video de la Semana: The Walkabouts - Good Luck Morning


Perteneciente a uno de los mejores discos de The Walkabouts y uno de los grandes del sello SubPop, firme candidato al podio de la década del noventa; Setting the Woods On Fire, del '94.





viernes, 18 de diciembre de 2015

Programa Especial nro. 42 en Fuera de la Nada



Hoy a las 22hs.
Podés escucharlo directamente haciendo click acá.





miércoles, 16 de diciembre de 2015

Bob Dylan - Oh Mercy


Una vez Robert Forster de los Go-Betweens dijo que Dylan necesita calzarse un traje especial para lograr un gran disco, imbuirse de un personaje, saber dónde está parado y de esa manera las canciones le fluyen de manera totalmente natural. Es así como en Blonde On Blonde es el poeta alucinado, en Highway 61… el motoquero de cuero negro y tachas, en Slow Train Coming el evangelista decidido y en The Freewhelin’… el soñador dispuesto a cambiar el mundo. ¿Y cuál sería el personaje de Oh Mercy entonces? Bueno, no está del todo claro, probablemente su reafirmación como escritor de canciones. Los que leímos su excelente Chronicles, Vol. 1 sabemos que le tiene mucho aprecio a este disco y los que conocemos su vasta discografía no ignoramos que venía de su peor racha; Knocked Out Loaded, el caótico Down In the Groove y, para muchos, el peor disco de su carrera, el en vivo con los Grateful Dead.

No es justo olvidar la tarea de Daniel Lanois, el productor de U2 que asume este rol con Dylan por primera vez, el tipo lo ayudó a enfocarse en el estudio, se atrevía a discutirle ideas e incluso canciones, lo desastabilizaba y es sabido que tuvieron no pocas discusiones fuertes. El resultado fue una colección de canciones asombrosa. Este es el disco que tiene “Shooting Star”, encargada de cerrar la placa y una de sus baladas lacrimógenas más convincentes. En “Most of the Time” consigue una enorme plegaria de desamor, de esas que sólo Dylan puede lograr cuando está en su elemento y justo antes arremeter con “Man In the Long Black Coat” en donde está otra vez en el papel de cronista de su época, esta vez más afianzado, menos sentencioso, dogmático y por ende, menos maniqueísta. Acá si que se nota la mano de Lanois en la generación de climas, ruidos de fondo y excentricidades que realmenta aportan y realzan las canciones. En los temas rápidos y rockeros se puede decir que encuentra lo que haría en sus últimos cinco o seis discos de estudio a la fecha; encuentra un groove enorme y se encierra con su banda de turno a disfrutar de lo obtenido. Por supuesto que es Dylan y eso siempre significa un buen puñado de frases inmortales.

Una anécdota que pinta a Dylan de pies a cabeza es haber dejado afuera uno de sus más grandes canciones por no estar conforme con la producción, es “Series of Dreams” que recién vería la luz en la caja triple The Bootleg Series, Vols. 1-3. Algo parecido a lo que había pasado con el enorme “Blind Willie McTell” en Infidels. Al fin y al cabo es Dylan y puede permitirse esos caprichos.




Escuchar entero en YouTube o en Spotify




Chequear también:

Bob Dylan - Empire Burlesque
Daniel Lanois - Shine
T-Bone Burnett - The Criminal Under My Own Hat

martes, 8 de diciembre de 2015

The Kinks - Big Sky


Los tres acordes de siempre combinados exquisitamente, en otra demostración de genio a cargo de Ray Davies. esta vez atacando abiertamente a la religión y ese gran cielo que sólo ve cuando le conviene.

Sabés que en un momento va a venir el middle eight y que ahí va a sacar un as de la manga y por supuesto que no se hace esperar, en la parte que dice eso de "algún día vamos a ser libres, no nos va a importar, solamente esperá y vas a ver", ahí en tercera persona incluyendo engañosamente al oyente.

La forma en que esta arreglada la batería (capo total Mick Avory), los arpegios de Dave Davies, el uso de los bronces... todo es perfecto en una de las grandes canciones semi-olvidadas de la década.







Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Al principio se presentó una versión más corta que incluía "Days" y tenía una lista de temas ligeramente alterada (con respecto a la que terminó saliendo). Pero "Big Sky" estaba en las dos, logicamente. Extrañamente no fue cortado como single, probablemente por la letra.
The Kinks Are the Village Green Preservation Society (1968)





viernes, 4 de diciembre de 2015

The Kinks - Face to Face


Según cuentan cuando Ray Davies vió la tapa se quería matar. Era el año ’66 e Inglaterra estaba lista para explotar en miles de colores pero nuestro héroe, como casi siempre, no quería saber nada. Nunca fue un psicodélico, detestaba a los hippies y el flower-power no le interesaba en lo más mínimo. Veía como su banda se esforzaba por alcanzar aquel éxito inicial, cosa que nunca volvería a suceder, estaba casado, ocupado de su familia y la vida de rock star que sí llevaba su hermano menor Dave le parecía una ridiculez. ¿Qué hizo entonces? Se encerró en su caparazón a componer las mejores canciones de su vida. Introspección total.

En Face to Face hay cuatro canciones fundamentales dentro del inmenso catálogo de uno de los compositores más grandes que dio el siglo veinte. En “Rosie Won’t You Please Come Home” le canta a la hermana que se había ido a Australia con un nivel de melancolía inédito hasta ese entonces en la música popular, probablemente sin querer estaba pintando un retrato generacional de “la otra gente”, la que quedaba afuera del technicolor y la fantasía de la burbuja de fines de los sesenta, la gente común, la que sí trabajaba y tenía un horario. Visto desde cierto ángulo Ray Davies puede ser visto como el primer reaccionario de la historia de la música pop, un conservador que se aferraba a un mundo que ya no existía o que al menos estaba cambiando. En “Too Much On My Mind” se queja, no soporta la presión, el título lo dice todo e incluso se resigna; “hay demasiado en mi mente y no hay nada que pueda hacer al respecto”. “Rainy Day June” es más inglesa que el té de las cinco de la tarde, lo que había empezado con “Dedicated Follower of Fashion” y “A Well Respected Man” se termina de delinear en este disco y sobre todo en esta canción, son esas viñetas microscópicas, observaciones de alguien que evidentemente ponía atención al detalle y sabía contarlo con gracía… y melodía, por supuesto. “Sunny Afternoon” es la primer canción enorme del que podría llamarse “segundo período” en la evolución de Ray Davies. Miraba la vida de la clase media venida abajo y sus miserias, exactamente lo que en esa época nadie quería ver, la letra es un verdadero cuadro, una pintura de época, sobre esa gente que “cuenta historias de borracheras y crueldades”.

Face to Face es el primer gran disco de los Kinks, los tres primeros tenían un buen puñado de rellenos y acá también hay algunos, pero el nivel de musicalidad o las letras (a veces las dos cosas) hacen que sea un disco que fluye de principio a fin sin problemas. Es fundamental conseguir la reedición en CD del ’98, que tiene los singles de la época y las caras B. con joyas indispensables como “I’m Not Like Everybody Else”, “Dead End Street” y “This Is Where I Belong”. Por último una pregunta; ¿Qué pasaba si esos temas los metía en el disco en lugar de otros temas menores?




Escuchar entero en YouTube o Spotify.




Chequear también:
The Kinks - The Kinks Are the Village Green Preservation Society
Mott the Hoople - Brain Capers
Blur - Modern Life Is Rubbish

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Video de la Semana: Bill Ryder-Jones - Two to Birkenhead


El ex-The Coral acaba de sacar uno de los discos del año, el tercero en menos de un lustro y el primero de canciones, se llama West Kirby County Primary.






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...