martes, 29 de septiembre de 2015

Disco del Mes: Plan 9 - Keep Your Cool and Read the Rules


Plan 9
Keep Your Cool and Read the Rules
1985









Pink Dust






sábado, 26 de septiembre de 2015

5 Canciones 5: Elvis (pt. 1)


That's All Right

Acé empieza todo, no sabemos si es la primer canción de rock and roll -anda cerca- pero tampoco es lo que importa, es el primer single de Elvis Presley para el mítico sello Sun de Sam Phillips. Este era el año 1954, el mundo ya nunca iba a ser el mismo. El pibito de Tupelo tenía menos de veinte años y, si sólo esta, la etapa previa a su paso a RCA hubiese sido lo único grabado, igual le alcanzaba para quedar para siempre en la historia de la música popular del siglo XX.

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "Blue Moon of Kentucky"] (1954)


Ver / oir en YouTube.


A Big Hunk of Love

Rock and roll a lo bestia, el piano salta para todos lados, la batería acelera, la guitarra no para de tirar estocadas al mentón... esto es punk rock casi veinte años que los Sex Pistols y Ramones. Elvis grita como un condenado, se aferra al micrófono y se siente su garganta raspando al límite, se nota que en la sesión están gozando. Desgraciadamente nunca iba a volver a sonar con este nivel de salvajismo. A partir de su vuelta de Alemania ya nada sería lo mismo. Para bien y a para mal.

¡PLAY IT LOUD!

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "My Wish Came True"] (1959)

Ver / oir en YouTube.

The Girl Next Door

Según cuenta la leyenda en Alemania se dedicó a mejorar seriamente su técnica como cantante, de hecho de esta época viene la adaptación del aria "O Sole Mio" (Elvis la grabó como "It's Now Or Never". Para muchos Elvis Is Back! es el mejor LP de estudio que hizo Elvis Aaron Presley en su carrera y esta pequeña joya está recubierta de groove, grasa, mantequilla de maní y musicalidad. Ya se empiezan a vislumbrar las dotes operísticas de la voz, esas que después harían enchastres y genialidades, muchas veces incluso dentro de la misma canción.

Aparece originalmente en: Elvis Is Back! (1960)

Ver / oir en YouTube.

Guitar Man

El lugar común es repetir que las canciones para bandas sonoras son espantosas. Ni todas las películas son una mierda (las tres o cuatro primeras son buenísimas, sobre todo King Creole) ni todos esos temas eran rellenos baratos. Para la época de Clambake, una de las últimas que filmó ya se notaba que el sonido se estaba endureciendo y, sin darse cuenta, anticipando la "bajada a tierra" de las bandas psicodélicas de entonces; Doors, Grateful Dead, Beatles, Stones, etc. Elvis rockeando como el más grande y muy cerca del enorme From Elvis In Memphis, del año que se venía.

Aparece originalmente en: Clambake [soundtrack] (1967)

Ver / oir en YouTube.

If I Can Dream

Hacía años que El Rey no le ponía tanta pasión a la interpretación de una canción. Era el '68, el mundo se prendía fuego y el estaba en su burbuja pero se ve que algo percibía. Atención especial al minuto y medio aproximadamente, mete un cambio, hay una voz rasposa nunca antes oída y se manda sin escalas a la estratosfera, conmovedor hasta la médula. En el famoso 68' Comeback Special hay una escena que vale la pena ver, al borde de las lágrimas. 

Aparece originalmente en: single [cara B: "Edge of Reality"] (1968)

Ver / oir en YouTube.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Elvis Presley - His Hand In Mine


A la hora de hablar de Elvis es casi imposible pasar por alto la figura del Coronel Tom Parker, su manager, mano derecha, espada de Damocles, entregador de alma, segundo padre y un largo etcétera de títulos, posiciones y adjetivos. Es bastante famosa la anécdota de Parker apostado a la salida de los conciertos con su mesita de merchandising en donde estaban los pins que decían “I Love Elvis” al lado de los de “I Hate Elvis”, el tipo tenía para todos los gustos. Su nombre verdadero era Andreas Cornelis van Kuijk y era un inmigrante ilegal holandés, motivo por el cual Elvis jamás dio un concierto afuera de Estados Unidos, algo que podría haber acrecentado su fama y -probablemente- sus motivaciones en la segunda etapa de su carrera, cuando era un gordo aburrido, adicto a todo tipo de pastillas e inyecciones. A pesar de todo, su voz sonaba con una solvencia y aplomo que nunca antes había tenido.

Elvis ya había probado suerte con un EP enteramente de góspel, Peace In the Valley, en el ’57, cuando absolutamente todo lo que grababa era un éxito asegurado, de todas maneras un disco de esas características era una movida relativamente arriesgada. His Hand In Mine, su primer LP de una serie de tres discos dedicados por completo a la música religiosa, sale tres años después y acá es donde el Coronel Parker resurge. Al parecer el amor indiscutible (evidente en cada surco) de Elvis con esta música le venía como anillo al dedo al inescrupuloso manager, que intentaba por todos los medios de “lavar” la imagen del muchachito de Memphis, convertirlo en un ciudadano americano promedio y querible, potable, apto para todo público, cosa que haría vender más discos y así engrosar sus ya henchidas arcas y las de su protegido, aunque estas últimas le importasen considerablemente menos. Nada mejor para estos fines que un disco de música religiosa.

Es claro que Elvis adoraba esta música con pasión, la conocía, sabía sus trucos, la usaba como calentamiento antes de sus conciertos y la verdad es que a Elvis le podías tirar cualquier canción pedorra y la sacaba adelante con su onda, su carisma y su voz. Como siempre tiene a los mejores músicos disponibles acompañándolo, los Jordanieres se lucen en los coros, Scotty Moore no tienen tanto lugar para brillar como en los discos de Sun o los primeros para RCA pero igual se las arregla para meter sutilezas siempre que puede, Bob Moore al contrabajo hace lo que tiene que hacer y el gran D. J. Fontana comparte los parches con Buddy Harman.

Si te gusta Elvis es muy posible que los discos de góspel te interesen también, de lo contrario, si lo considerás un producto, un sorete, un títere o cualquiera de los adjetivos peyorativos que se han utilizado para denostarlo (varios muy entendibles, por cierto) no va a haber forma de que His Hand In Mine se convierta en disco de cabecera.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Elvis Presley - How Great Thou Art
Johnny Cash - The Holy Land
Elvis Presley - He Touched Me

jueves, 17 de septiembre de 2015

Rod Stewart - Country Comfort


No se sí Rod todavía necesita que lo defiendan, yo me atrevo a decir que sí. Hizo diez mil cagadas para destrozar su credibilidad, discos horribles, millones de noticias extramusicales y podemos seguir con la lista. Pero su trabajo en los dos primeros del Jeff Beck Group, los cuatro discos con los Faces y sus cuatro primeros LP como solita lo exoneran de cualquier mierda que haya venido después. ¿Quién puede contar que estuvo en DIEZ discos imprescindibles? Inventó una cosa relativamente nueva; rock and roll con guitarras acústicas y en aquella primer mitad de los setenta era el tipo con más onda del mundo.

Lo conocí, como todo el mundo, a través de la radio y sus hits morcilla omnipresentes (que tampoco están tan mal). Acá agarra un tema de Elton John y lo hace propio, con los coros abajo de alguno de los Faces, probablemente Ronnie Lane. Una joya, una temazo por donde se lo mire.








Video de la versión original de estudio en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Todo el mundo tiende a elegir Every Picture Tells a Story como el mejor de aquellos legendarios cuatro primeros discos. Pero creo que cualquiera de esos está al mismo nivel; un nivel altísimo, que jamás volvió a alcanzar.
Gasoline Alley (1970)





Video de la Semana: Daughn Gibson - Carnation



Del disco nuevo de Daughn Gibson, Carnation.






lunes, 14 de septiembre de 2015

Deradoorian - The Expanding Flower Planet


Empieza con una nota de bajo insistente y una batería apenas acompañando, medio atrás en la mezcla, cuando el tema se abre y empieza a desarrollarse aparece una melodía arabesca, en alguna escala extraña, poco convencional y no por eso el tema deja de tener gancho, accesibilidad. Es más o menos el patrón musical que se repite a lo largo de The Expanding Flower Planet, el disco debut de Angel Deradoorian, mezclas inusuales que terminan congeniando casi milagrosamente, hay que ser muy inteligente para hacer un disco como este y no perder “escuchabilidad” y espontaneidad y la ex-bajista de los Dirty Projectors lo logra, casi de manera insólita.

También forma parte de Avey Tare's Slasher Flicks, un proyecto paralelo de uno de los Animal Collective, asi que Deradoorian no es ajena a la música extraterrenal, más bien todo lo contrario. Pero mientras hemos visto y oído intentos fallidos de estos en varias oportunidades -sin mencionar nombres, cada quien sabrá rellenar su casillero- este parece cerrar por todos lados.
Lo más parecido a una canción “normal” que tiene se lo reserva para el final, para el cierre del ábum, de la mano de “Grow”que podría ser una canción de un grupo de acid folk inglés de fines de los sesenta y si es que a eso se le puede llamar “normal”. Mientras tanto, en el corazón del LP hay indicios de música Gamelan, influencias de Björk, Rokia Traoré y la música del centro de África y si… parece increíble que con esta amalgama ingobernable se haya hecho un LP coherente y de relativamente fácil acceso. Pero es cuestión de escuchar “Violet Minded” o “The Invisible Man” (punto alto induscutido de la placa) para ver que esta es la música del presente, la que mira al futuro sin asustarse, la que no tiene un pelo de tonta y que parece estar de vuelta de todo sin refregártelo en la cara.

A fines del 2009 había sacado un EP que se llamó Mind Raft y después de las ya mencionadas colaboraciones vino esto, que acaba de salir al mercado y superó las expectativas de propios y ajenos. Vamos a ver qué pasa de acá a cinco años. El futuro parece haber llegado ya.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

Galaxie 500 - On Fire
Valet - Naked Acid
The Phoenix Foundation - Happy Ending

martes, 8 de septiembre de 2015

sábado, 5 de septiembre de 2015

The Animals - Animalisms


¿Por qué será que los Animals no tienen el prestigio que tienen -por citar sólo un nombre- los Rolling Stones. Sus tres primeros discos de estudio están a la altura de cualquiera de los primeros, de Out of Our Heads, Rolling Stones Now! o el primer LP de estudio homónimo e incluso se podría decir que son mejores (ahí ya entra a jugar el gusto personal). Debe ser porque duraron poco con la formación original o quizás porque hacían muchos covers (los Stones también hasta Aftermath). Pero a nivel autenticidad blusera, la interpretación de sus héroes al otro lado del Atlántico es impecable, incluso más rabiosa, más soul.

Enumerar las virtudes de Burdon como cantante a esta altura ya no tiene sentido pero sí vale la pena remarcar que, en su garganta, cualquier temita de segunda categoría sale adelante y gracias a el, en gran parte. En Animalisms, el tercer LP de estudio y último antes de la separación, ya no está el tecladista Alan Price, artífice clave del sonido clásico de los primeros Animals, el tipo que hizo de “House of the Rising Sun” una obra maestra de la música popular moderna, anticipándose a la psicodelia en un par de años e inventando a los Doors a la pasada. Acá los dos originales son devastadores; “You’re On My Mind”, una balada soul que bien podría haber sido de Smokey Robinson o Solomon Burke, y “She’ll Return It”, encargada de cerrar el LP original del ’66. También está “Clapping”, de Rowberry (el tecladista encargado de llenar los zapatos de Price) que es… bueno, una curiosidad que hasta cae simpática.

Entre los covers destaca el impresionante “I Put a Spell On You” del gran Screamin’ Jay Hawkins, en una interpretación que eriza los pelos del más escéptico, inexplicablemente es una de las versiones menos conocidas y celebradas de un tema que se podría considerar un estándar ya a esta altura del partido. Está también “Maudie” de John Lee Hooker, el clásico “Gin House Blues”, “Sweet Little Sixteen” de Chuck Berry (en plan bien sucio y desprolijo) y la perla del disco; “Outcast” de Ernie Johnson y Edgar Campbell, en donde Burdon muestra que tiene una pelotas tamaño king-size. Lo más probable es que lo consigas en CD o bajado de Internet porque en vinilo no va a ser nada fácil pero la parte positiva es que la reedición trae unos singles que son sencillamente imprescindibles; “Inside Looking Out” (pesadísimo, versionado más tarde por Grand Funk en el disco homónimo de la tapa roja) y el milagro psicodélico “Don’t Bring Me Down”, uno de los últimos éxitos de esta primera etapa. A veces la modernidad es un vaso medio lleno.





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
The Animals - Animal Tracks
Hilton Valentine - All In Your Head
Alan Price - O Lucky Man

viernes, 4 de septiembre de 2015

Programa Especial nro. 38 en Fuera de la Nada



Hoy a las 22hs.
Podés escucharlo directamente haciendo click acá.





martes, 1 de septiembre de 2015

Video de la Semana: Grant-Lee Phillips - Buried Treasure



En el día de su cumpleaños, acá va el video oficial de una de las canciones más hermosas de Little Moon, de Gran-Lee Phillips.






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...