miércoles, 27 de marzo de 2013

Programa Especial nro. 12 en Fuera de la Nada
















Este Viernes, a las diez de la noche, programa especial completamente dedicado a Pappo's Blues.

Vamos a escuchar una selección de los discos que van del '71 al '78, incluyendo Aeroblus y versiones de bandas completamente desconocidas.

Escuchalo en radiopura.com









martes, 26 de marzo de 2013

Tom Waits - Mule Variations


Casi cualquiera que conozca un poco Tom Waits sabe que su carrera se divide en dos etapas bien diferenciadas. Por un lado la primera, la del beatnik borrachín, el pianista de bares, siempre esforzándose por mantenerse en pié de la mano de una bailarina (también ebria, claro). Y después viene la segunda, después de conocer a Kathleen Brennan, dramaturga ella y su actual esposa. Fue quien le advirtió que estaba al borde de convertirse en una caricatura de sí mismo y que el personaje se estaba deglutiendo a la persona. También fue la que le hizo descubrir a Don Van Vliet, más conocido como Captain Beefheart y ahí es cuando la música de Waits da un giro de ciento ochenta grados, con Sworfishandtrombones y el super exitoso Rain Dogs. Pero un vistazo más agudo revela una tercer etapa en su maduración y se puede decir que empieza con este disco y sigue hasta la actualidad, con el impresionante Bad As Me.

En Mule Variations lo vemos balanceando con notable habilidad todas sus facetas como compositor, como cantante e incluso como arreglador. Está el poeta triste, llorando al borde del piano, en joyas como “Georgia Lee” o “The House Where Nobody Lives” en donde se pone en la piel de esos tipos que parecen no pegar una jamás y que disfrutan de relatar sus desgracias al primero que ponga medio oído. Por supuesto que el freak, el monstruo, esa extraña mezcla entre Mefisto y Howlin’ Wolf que tan bien le sale, se hace presente y mejor que nunca en “Eyeball Kid” o “Filipino Box Spring Hog” en donde Marc Ribot se divierte sacando ruiditos raros de su guitarra en esta suerte de blues desvencijado.

Otro de los puntos altos del disco es “What’s He Building”, una mezcla de cuento de Lovecraft y sátira social en donde se burla descarnadamente de los vecinos mediocres, que viven pendientes de la vida ajena, y se despacha con algunas de sus frases más cómicas e ingeniosas: “Oí decir que tiene una ex mujer en otra ciudad y que estuvo preso una vez / nunca saluda cuando pasa y tiene suscripciones a esas revistas / ¿y que me contás de esos paquetes que manda?”. Todo condimentado con una música asfixiante que parece proclamar a Waits como el próximo gran compositor de bandas sonoras para películas de terror. Mule Variations está lleno de estos chistecillos, en manos de otro sonarían un poco tontos pero él se encarga de darles la música adecuada para que eso no pase.

A diferencia de muchos tipos de su edad no parece estar dispuesto a aflojar, con algunos discos recientes que se pueden acomodar cómodamente con los mejores que ha hecho, como los “gemelos” Blood Money y Alice o Real Gone, del 2004. Pero fue acá, en Mule Variations cuando supo darle un giro inteligente a su carrera. Parece que hay cuerda para rato.




Chequear también:
Tom Waits - Closing Time
Tom Waits - Bone Machine
Tom Waits - Orphans (Brawlers, Bawlers & Bastards)


miércoles, 20 de marzo de 2013

5 Canciones 5: The Raspberries, The Mission, Misfits, Super Furry Animals y Young Knives


Tonight
Raspberries
Todo lo que le falta a Eric Carmen de enfoques intelectuales y argumentos de venta extra-musicales lo compensa con maestría para componer canciones, sensibilidad a flor de piel y unos huevos enormes como cantante. El primer tema del tercer disco es uno de los que confirman lo antedicho. Escucharlo cantar "Tonight" es almibar sonoro del mejor. 
Aparece originalmente en: Side 3 (1973)
Sacrilege
The Mission

Todas las bandas realmente buenas que pertenecer a un estilo... acotado digamos, cuando valen la pena en serio terminan excediendo el guetto (muchas veces auto-impuesto). Es el caso de The Mission y se puede tomar casi cualquiera de las canciones de God's Own Medicine para comprobarlo, esto es mucho más que rock gótico. En "Sacrilege" la voz de Wayne Hussey suena mejor que nunca, casi tiene que ver con lo que hacía The Cult en esta época. Bueno, otra banda que empezó siendo gótica...
Aparece originalmente en: God's Own Medicine (1986)
Don't Open 'til Doomsday
Misfits
Cuando salió este, el primer disco sin Danzig, muchos pusieron el grito en el cielo o lo ignoraron olímpicamente. Están lejos de ser discos perfectos (¿Acaso algún disco de Misfits lo es?) pero están llenos de bombas de punk rock pesado e increíblemente melódico. Este es el último tema del disco y es impresionante, la melodía de voz, el sonido... ¡el puente!. Y si tenés paciencia y dejás correr el CD un ratito hay yapa de sorpresa.
Aparece originalmente en: American Psycho (1997)
Lazer Beam
Super Furry Animals
De Gales con amor. Y con psicodelia posmoderna. Pero si es así, en una especie de hit lisérgico para pista bailable... ¿quién puede quejarse? Voces llenas de efectos, miles de teclados que entran y salen de la mezcla. Cuando empieza anuncia que esto es una canción "anti-imperialista" y en el estribillo dice algo así como "toma un brillo de nuesto rayo láser y vamos a limpiar toda la maldad que tenés adentro".
Aparece originalmente en: Love Kraft (2005)
Working Hands
The Young Knives
Rock moderno difícil de clasificar. Como debe ser. Un cantante completamente sacado y desafinando a propósito. El estribillo no se hace esperar, con la garganta partida al medio pero con mucha astucia pop. ¿Alguien dijo los Pixies? Si, puede ser, con un poco de post punk, pero original. Completamente original.
Aparece originalmente en: ...Are Dead....And Some (2007)


martes, 19 de marzo de 2013

Video de la Semana: The Young Fresh Fellows - Still There's Hope



¡Laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarga vida a Scott McCaughey!

Temazo de This One's for the Ladies, del '89.




miércoles, 13 de marzo de 2013

Parliament - The Clones of Dr. Funkenstein


Cuanta información que podemos sacar de nuestros prejuicios, de nuestras presunciones, de la data que anda por ahí, por todos lados dando vueltas. Del mismo modo en que todo esto muchas veces nos traiciona y nos juega en contra, otras nos ayuda y nos hace dar en el clavo.
Mirás la tapa, Bootsy Collins y George Clinton disfrazados de marcianos (o la curiosa interpretación de ellos de la palabra “marcianos”)… hasta ahí todo bien. Medio que todos sabemos quiénes son estos dos personajes. Uno de los dos tiene corpiño y está esposado. La cosa pinta bien. Das vuelta el disco y mirás la fecha de lanzamiento, algo importantísimo, en eso estamos todos de acuerdo. 1976. Viento a favor. Leés los títulos de los temas. “Dr. Funkestein”, “Do That Stuff” y otro que se podría traducir como “Te estuve mirando (mover tu cuerpo sexy)”. Ahí es cuando decís “sí, no puede fallar”.

Y no falla.

The Clones of Dr. Funkestein es el quinto LP de estudio de esta máquina funky y psicodélica y tiene todo lo que tiene que tener un gran disco de P-Funk, los mismos chistes tontos, las mismas letras absurdas y la misma música adictiva y demencial que caracteriza toda la década brillante de Clinton, tanto con Parliament como con Funkadelic. En teoría Dr. Funkestein... es un disco conceptual, pero hay que estar muy loco para ponerse a descifrar de que va la cosa, esto es quedarse pegado a los ritmos, al groove, a los arreglos, en eso son maestros, son inigualables. Dentro de lo que a priori podría parecer un género relativamente acotado, los tipos se encargan de demostrar precisamente lo contrario. Es escuchar cualquiera de las canciones (saquemos esa intro medio al pedo) para darse cuenta que esto que ha sido imitadísimo es simplemente inigualable.
Por momentos suenan al Zappa (¿sería mutua la influencia?) de Overnight Sensation o Apostrophe (‘), vienen de James Brown y toman cosas de Sly & the Family Stone pero el prisma de Clinton está clara y saludablemente deformado, el tipo habitaba una galaxia propia y nosotros somos los principales beneficiados de esa demencia.

Pero ojo, no son todos iguales los discos de Parliament, nada tiene que ver este con el primero, con el extraordinario Osmium o con Motor Booty Affair (el último gran disco), en cada uno se encargan de generar un momento único, con muchísima personalidad. ¡Y encima se puede bailar!





Chequear también:

James Brown - Hell
Parliament - Mothership Connection
Sly & the Family Stone - Fresh




sábado, 9 de marzo de 2013

Video de la Semana: The Wannadies - Might Be Stars



¿Los ABBA del power pop de los noventa? Por lo menos comparten país de origen. Este hitazo es de Be a Girl, el tercer disco, del '95.





miércoles, 6 de marzo de 2013

The Jim Jones Revue - Burning Your House Down


Siempre viene bien algo así. Que algo como esto exista. Hay un linaje acá, una línea descendente que se puede trazar y que -ya a esta altura- sería larguísima. Y viene bien porque siempre es gratificante recordar que el rock ‘n’ roll cabezón, cuadrado, de tres o cuatro acordes y bien salvaje nunca pasa de moda. O sí. Pasa de moda pero… ¿a quién le importan las modas con el siglo veintiuno bien entrado?
Pasó con los MC5, con Motörhead unos años después, con Jon Spencer y ahora otra vez, con Jim Jones Revue. Pero ojo que no se trata de pibitos, James “Jim” Jones le viene aullando a la luna desde hace décadas, siempre más o menos lo mismo, rock crudo y visceral, primero con Thee Hypnotics (¡gran banda!) y Black Moses y ahora con esta nueva banda de forajidos y tipos feos y arrugados que se niegan a calzarse las pantuflas y a manotear cómodamente el control remoto.


Gran título el del segundo disco de estudio, Bring Your House Down (algo así como “te tiramos la casa abajo”), elocuente y consecuente con el sonido de esta continuación natural del LP homónimo del 2008, acá el nivel de bestialidad aumenta considerablemente, con todas las perillas clavadas en once y con un Jones que suena como si Carl Perkins fuera fanático de los Stooges.
Arranca quemando cubiertas con “Dishonest John” y “High Horse”, dos bombas que no dan tregua y, cuando ya tenés la lengua afuera, también hay lugar para aflojar un poco la velocidad sin perder una pizca de agresividad, en temas medio bluseros como “Big Len” o el aceitoso “Shoot First”. Pero no te acomodes mucho porque los sacudones van a volver, sobre todo de la mano del descontroladísimo “Elemental” y “Killing Spree”, que es el que sigue enseguida. El tema que de título podría ser un tema de A Date With Elvis de los Cramps en su hora pico, un boogie lento y amenzante que parece a punto de explotar en cualquier momento.

A pesar de que esto lo escuchamos mil veces, con el nivel troglodita con que tratan sus instrumentos los Jim Jones Revue y con esa voz reventada y rasposa… bueno, no es tan frecuente cruzarse con cosas como esta, a contramano de prácticamente todo. No hay nada del todo nuevo bajo el sol pero es muchísimo mejor que quedarse a la sombra. El menos por media hora.




Chequear también:
Little Richard - Here's Little Richard
Heavy Trash - Going Way Out with Heavy Trash
The Jim Jones Revue - The Savage Heart

sábado, 2 de marzo de 2013

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...